Cada que inicia un nuevo año queremos comenzar de cero con los buenos hábitos, el ejercicio o a ahorrar ¿no es así? Y está bien que quieras hacer estos cambios, pero hazlo de manera consiente para que no se queden en el olvido al paso de los meses. Aquí te daremos una pequeña guía de cómo hacer tu lista de propósitos.

 

PIENSA BIEN CADA PROPÓSITO
No permitas que otras personas decidan o los elijan, encuentra en ti misma todos esos cambios o metas que quieras lograr en este año y ten en cuenta que esa lista que harás es flexible, es decir, puedes agregar otros propósitos al paso de los meses. Tómate un tiempo a solas para comenzar.

CONOCE TUS ALCANCES
No te pongas metas demasiado extremas, quizá tu cuerpo no esté acostumbrado al ejercicio, entonces comienza poco a poco para que puedas cumplir cada una. Esto aplica en cualquier ámbito como el laboral, social y económico. ¡Ser realista no es malo!

SAL DE LOS CLICHÉS
El ejercicio es un propósito que casi todas ponemos en esa lista, ¿y si lo hacemos más divertido? Una idea podría ser tomar 100 clases de yoga al año, ahorrar $50 pesos cada vez que compres en línea, o darle de comer a perritos de la calle al menos una vez al mes. Elige metas que te motiven, que sean más específicas y sobre todo alcanzables para poner en práctica lo del punto anterior.


CONOCE TU FUERZA DE VOLUNTAD
Hablar es muy fácil ¿verdad?, pero llevar a la práctica todo lo que decimos a veces resulta un poco complicado. No te pongas el pie, sabes perfectamente lo que se te complica más y esto es muy importante para tus propósitos, así evitarás presionarte o perder el interés a medio año.

DALE SEGUIMIENTO A TU LISTA
Es importante establecer tiempos para revisar tus objetivos y no dejarlos olvidados. Ponlos en papel o en el block de notas de tu tablet o teléfono. El punto es tenerlos en todo momento para no olvidarlos.

Ahora sí es hora de comenzar con esa lista, compártela con tus amigas para que juntas se motiven a realizarla por completo.